lunes, 10 de octubre de 2011

Biblioteca Digital y Biblioteca electrónica


¿Qué es una Biblioteca Digital?
Hablar de una biblioteca es referirse a uno de los instrumentos más antiguos del hombre para “salvaguardar los testimonios de su paso por el mundo”. La Real Academia de la Lengua define una biblioteca, como:
Colección de libros o tratados análogos o semejantes entre sí, ya por las materias de que tratan, ya por la época y nación o autores a que pertenecen.
Las tareas de una biblioteca se realizaron desde siempre manualmente, pero con la aparición de las nuevas tecnologías, surgió la posibilidad de automatizar estos acervos. Actualmente las bibliotecas cuentan con redes, bases de datos e información electrónica, empleados en el “desarrollo de colecciones, la prestación de los servicios y la administración integral de una biblioteca”, con un acceso dinámico, servicios novedosos, una recuperación de documentos más eficiente y enlaces desde cualquier lugar del mundo (IPN, 2001).
¿Qué es una Biblioteca electrónica?
Es aquella que cuenta con sistemas de automatización que le permite una ágil y correcta administración de los materiales que resguarda, principalmente en papel. Así mismo, cuenta con sistemas de telecomunicaciones que le permiten acceder a su información, en formato electrónico, de manera remota o local. Proporciona  principalmente catálogos y listas de las colecciones que se encuentran físicamente en un edificio.” (López Guzmán)


Diferencia entre bibliotecas electrónicas y digitales
Las bibliotecas digitales. Se suelen equivocar muchas veces con las virtuales. Sin embargo, mientras que las digitales tienen un edificio como tal donde los usuarios pueden acudir, las virtuales no lo tienen. Las digitales son bibliotecas donde hay soportes electrónicos mediante los cuales las personas pueden consultar los documentos electrónicos deseados. En cambio las virtuales también disponen de sus documentos en formato electrónico, pero su utilización se hace a través de internet lo que permite que muchas personas tengan acceso a libros que anteriormente les sería imposible. La biblioteca virtual Miguel de Cervantes es un buen ejemplo de como de funcionar este tipo de bibliotecas.


Composición de biblioteca digital
Las bibliotecas digitales, en la medida en que dan acceso a grandes repertorios de información, tienen que desarrollar herramientas y tecnologías para dar valor añadido al acceso al conocimiento y al significado inherente a los contenidos de las colecciones digitales. La rápida expansión de Internet y el uso generalizado de la Word Wide Web han producido  una evolución y revolución en los productos documentales ofertados por los editores. Las bases de datos en CD-ROM están siendo sustituidas cada vez más por el acceso en línea, aunque la velocidad de las conexiones todavía no está, en algunos casos, a la altura de lo que sería aceptable, con las ventajas que ello supone para la actualización inmediata de los datos y  la no importancia de la ubicación,  todo lo cual hace el producto sea mucho más atractivo.    
El valor de las bibliotecas digitales depende de la calidad de los contenidos y de su organización, así como de los sistemas de gestión que facilitan el acceso a los datos almacenados. Es muy importante que haya una colaboración entre informáticos, profesores y bibliotecarios/documentalistas en el diseño de las bibliotecas digitales. También es importante un sistema de comprobación y seguimiento continuo que permita ver la evolución del diseño adoptado y recoja las respuestas de los usuarios.  
La Association of Research Libraries (ARL) (2) señala unos elementos comunes a los diversos términos con los que se designan las bibliotecas digitales (bibliotecas electrónicas, bibliotecas virtuales, etc.). Algunos de estos elementos son:
La biblioteca digital no debe ser una entidad individual.
La biblioteca digital requiere que haya medios tecnológicos para enlazar recursos.
Los enlaces entre un gran número de bibliotecas digitales y los servicios de información deben ser transparentes para los usuarios. El acceso universal a las bibliotecas digitales y a los servicios de información debe un objetivo principal.
Las bibliotecas digitales no deben limitarse a suplir documentos, sino que deben ofrecer otros elementos digitales que no pueden suministrarse en formato impreso. 
Una de las características de las bibliotecas digitales es que la información que contienen ha sido creada por gente diversa, utilizando medios diversos, dándole formas y formatos diferentes, almacenada en diferentes lugares  del mundo (servidores) y de manera creciente e interconectada por medio de redes. Es decir,  en estas bibliotecas conviven materiales en diferentes formatos, en distintas versiones, ubicados en diferentes lugares,  y accesibles a un gran número y diversidad de personas.
Los proyectos de bibliotecas digitales y la investigación  en estos temas deben permitir el cambio continuo, debido al aumento del ancho de banda  de las redes de comunicaciones, las cuales permiten gestionar y dar coherencia, utilizar y posibilitan el acceso a gran cantidad de datos distribuidos y transformados en información y conocimiento.
La existencia de las bibliotecas digitales hace cada vez más necesario que haya sistemas de recuperación de la información que sean capaces de procesar el lenguaje natural. Estos sistemas recuperan y seleccionan frases lingüísticas como unidades de información y además recuperan y seleccionan términos controlados que forman parte de tesauro, o términos incluidos en una estructura de árbol del conocimiento.
Estos sistemas de recuperación tienen que ser:
Flexibles: capaces de procesar diferentes tipos de información
Precisos: capaces de seleccionar información pertinente  y desestimar el "ruido". 
Rápidos: tiene que poder tratar simultáneamente cantidades ingentes de información y documentación
Automáticos: capaces de seleccionar la información sin que tenga que estructurarse antes
Fáciles: su utilización no tiene que suponer un problema para el usuario
 Concretaremos las características de las bibliotecas digitales desde diferentes ámbitos:
Contenidos
Las características de estos textos son diferentes de las habituales en los textos impresos. La estructura utilizada por los escritores se vuelve diferente. W.I. Arms (3) afirma que él escribe de una forma cuando lo hace, por ejemplo, en el D-Lib Magazine, revista en línea accesible por Internet, y de otra cuando escribe para una revista de formato tradicional.
Las ventajas de la digitalización se concretan en características como: facilidad de acceso, velocidad en la recuperación de la información, transmisión en línea de forma remota, gran capacidad de almacenamiento, etc. En el capítulo de contenidos cabe destacar que a la información textual se añade información no textual (fotografías, dibujos, ilustraciones, etc.), gran cantidad de datos numéricos (información proveniente de satélites, datos cosmológicos, etc.), sonidos digitalizados, imágenes en movimiento, representaciones multidimensionales (hologramas), entre otros elementos. 
Tan  importante como la inclusión de estos tipos de contenidos son sus características como elementos abiertos, públicos, dinámicos, en cambio constante, las cuales permiten la colaboración simultánea de diferentes personas en un mismo trabajo.
La organización de los materiales que configuran las bibliotecas digitales, así como el diseño y la estructura que presentan, están muy condicionados por las tecnologías que las hacen posibles y por las redes de comunicaciones que facilitan el acceso estos contenidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada